Mousse de fresa apta para diabéticos

Mousse fresa diabéticos

Mousse de fresa apta para diabéticos

Aprovechando que esta semana es el Día Mundial de la Diabetes, con el objetivo de concienciar e informar acerca de esta enfermedad, hemos querido dedicarles un postre muy especial a todos los diabéticos. 

Te presentamos esta deliciosa Mousse de fresas, que conquistará el paladar de todo aquel que la pruebe. ¡Nadie notará que esta receta no lleva azúcar!

 

¿Qué vas a necesitar?

Para la mousse:

  • 300 g de fresas
  • 200 g de requesón (sustituible por queso batido light o queso cremoso)
  • 3 hojas de gelatina neutra  
  • 25 g de fructosa, edulcorante o sirope de agave (al gusto)
  • 2 claras de huevo
  • 3 cucharadas soperas aprox. de leche
  • 1 lima 

 

Para la decoración:

  • Frambuesas o fresas

 

¡Empezamos!

En primer lugar, vamos a comenzar triturando las fresas con el requesón o el queso que hayas elegido, añadiendo poco a poco el endulzante, hasta que quede todo bien ligado y disuelto.

Por otro lado, introduce la gelatina en agua fría hasta que quede blandita. Una vez ocurra esto, colócala a calentar en un cazo con la leche y remueve hasta que quede disuelta.

Es el momento de unir los dos pasos anteriores, en un bol amplio, vierte la leche con la gelatina disuelta y añádele las fresas trituradas anteriormente. Remueve bien hasta que quede una mezcla homogénea.

Llegamos a un punto clave para que nuestra mousse resulte perfecta. Monta las claras a punto de nieve, añadiendo unas gotitas de limón (te recomendamos que reserves un poco a parte para adornar más tarde).  A continuación, agrega las claras montadas al bol dónde tenemos la crema de fresas y removemos bien con una varilla hasta que quede bien ligado.

Por último, vierte la receta en el recipiente e introdúcelo en el refrigerador durante dos o tres horas como mínimo para que cuaje y la textura de nuestra mousse sea la deseada.

 

¡Listo! Ya solo queda decorar como más te guste, desde Equs te recomendamos colocar unas cuantas fresas por encima y un poco de las claras montadas o en su defecto nata.