¿Cómo distribuir una cocina para aprovechar al máximo el espacio?

distribución cocinas

¿Cómo distribuir una cocina para aprovechar al máximo el espacio?

 

¿Qué distribución necesitas para conseguir una cocina cómoda y que se ajuste a tus necesidades? ¿Cómo aprovechar al máximo el espacio? Si frecuentemente tienes estas dudas, ¡enhorabuena! Has aterrizado en el sitio correcto.

 

En la mayoría de las casas la cocina se convierte en la parte más viva de la casa, donde hay mayor movimiento, entradas, salidas y pequeñas reuniones antes de una comida o cena. Por eso, es importante acertar con la distribución siendo muy consciente de las necesidades que se tienen.

Te traemos todas las claves para organizar una cocina en función de su tamaño, sin olvidar compaginarlo con el diseño y la decoración.

 

Cocinas en forma de U

Para este tipo de cocina, se utilizan 3 paredes de la habitación. Es muy útil cuando la disposición de la habitación es cuadrada. Es un modelo muy funcional donde el frigorífico, la placa de cocción y el fregadero se encuentran en forma de triángulo, por lo que dota al espacio de una zona muy amplia donde trabajar y poder moverse.

Además, con este tipo de organización se gana comodidad y es excelente en distancias cortas. Si dispones de un espacio pequeño esta distribución no es la tuya.

 

Cocinas en forma de L

Estas cocinas son las más populares y comunes. Se utilizan dos paredes dejando el espacio abierto y eliminando las barreras entre las diferentes zonas de la cocina. Es un tipo de cocina que se adapta tanto a los espacios grandes como a los pequeños.

Ten en cuenta que el espacio entre el frigorífico, fregadero y zona de cocción debe ser lo suficientemente amplia para que puedas moverte por toda la cocina sin problema.

 

Cocinas con islas

Para este tipo de cocina se necesita contar con un espacio amplio o tener una cocina abierta al salón o comedor.

A la hora de incorporar una isla a tu cocina colócala de cara al comedor. Si añades en la isla el fregadero o la placa conseguirás una disposición triangular donde el frigorífico, fregadero y zona de cocción se encuentran organizados de forma que facilita su uso, ganando eficiencia y control sobre ellos.

 

Cocinas lineales

¿Cuentas con un espacio reducido o estrecho? ¡Esta es tu solución!

Una cocina lineal es la mejor opción para aprovechar el espacio, utilizando una sola pared al máximo. Hay que tener en cuenta la distancia a la que colocamos el fregadero, placa y frigorífico, para realizar una distribución cómoda y agradable.

 

Cocinas en paralelo

Esta opción es la más utilizada por los cocineros profesionales, ya que aprovechan al máximo el espacio. Ten en cuenta la amplitud que quedará entre ambas zonas, tiene que ser suficiente para que a la hora de cocinar puedas moverte con libertad y sin tropiezos.

Cuando se lleva a cabo este tipo de distribución, se agiliza el trabajo ya que todo se encuentra a mano, de forma paralela. La cocina y el fregadero deben quedar del mismo lado para evitar al máximo los accidentes.

 

Esperamos que esta guía te ayude a la hora de reformar o crear tu cocina. Es importante que conozcas tus necesidades y todas las opciones con las que cuentas.

No te olvides de seguirnos en redes sociales y visitar nuestra web, tenemos muchas más novedades preparadas e interesantes artículos como este.